Seguro impago alquileres

Qué incumplen los inquilinos cuando alquilan una vivienda, según las inmobiliarias

El retraso en el pago de la renta, el deficiente cuidado de la vivienda y los enfrentamientos con los vecinos son los tres incumplimientos más comunes de los inquilinos españoles. Y modificar la LAU para hacerla más punitiva, la principal vía de solución que las seis redes inmobiliarias que participan en esta mini encuesta creen que podría revertir la situación.

La importancia de una adecuada selección del inquilino, pero en el sector se sabe que la labor de preselección no es suficiente: muchas personas muestran una cara muy diferente durante la fase de contratación y la de resolución del contrato de alquiler. Los problemas son inevitables.

«Una buena regulación ayudaría mucho a que tanto arrendadores como arrendatarios no se aprovechasen los unos de los otros» 

Cuando se abre un proceso, la incompetencia administrativa y de gestión de la Administración no ayudan en nada. La resolución se ralentiza tanto que las consecuencias económicas las termina asumiendo una de las dos partes 

Los tres incumplimientos del inquilino

Retraso en el pago de la renta

La valoración de los agentes inmobiliarios apunta a lo esperado, el mayor incumplimiento de los inquilinos es la demora en el pago de la renta. Una situación que el último año la pandemia ha agravado, según constatan varios de los profesionales consultados.

Para dar seguridad al propietario, analizar la solvencia de los inquilinos para que puedan responder en caso de impagos o contratar un seguro de impagos.

Lo habitual es que cubren de seis a doce meses de la renta impagada, en función de la póliza: «A mayor garantía contratada, mayor coste de la prima anual, pero no son gastos muy elevados y además son deducibles en renta.

Deterioro del estado de la vivienda a la entrega

Es relativamente frecuente encontrarse con inquilinos muy exigentes al entrar en el piso, y muy laxos a su salida 

Molestias al vecindario

El tercero de los incumplimientos más comunes del inquilino son «las molestias a los vecinos. 

En las diferentes experiencias de los agentes queda patente la amplia casuística: desde el incumplimiento de las normas de la comunidad de vecinos a la celebración de fiestas o reuniones no permitidas, ahora más por las restricciones por la pandemia, pero también el desarrollo en la vivienda de actividades no permitidas e incluso enfrentamientos personales.