Qué seguro de coche debo contratar si quiero asistencia en carretera

Según el tipo de cobertura de nuestro seguro, recibiremos asistencia bien, en todos los supuestos, bien solo en los supuestos en los que se contemple

La operación salida ha arrancado, y si el desplazamiento se hace en coche debemos recordar la importancia de contar con una adecuada cobertura de asistencia en carretera en caso de avería o accidente y así evitar que las vacaciones se estropeen o nos salgan muy caras.

Y es que la asistencia en carretera es una de las coberturas que se deberían analizar a la hora de contratar un seguro de coche ya que, según el tipo de cobertura de nuestro seguro, recibiremos asistencia bien, en todos los supuestos, ó bien solo en los supuestos en los que se contemple.

En primer lugar, es conveniente analizar en qué supuestos tendríamos derecho a recibir la cobertura.

Los motivos que pueden provocar que un vehículo quede inmovilizado en mitad e la carretera pueden ser muy variados, desde fallo de la batería o falta de combustible, hasta perder las llaves, pasando por pinchar una rueda.

Otro aspecto que valorar es el tipo de asistencia que se presta en caso de siniestro.

La cobertura mínima que debe contemplar todo seguro con asistencia en carretera debe dar respuesta a las necesidades inmediatas de transporte y traslado, tanto para el vehículo, como de los pasajeros en caso de avería o accidente.

Además, según el tipo de seguro, esta cobertura puede incluir la reparación in situ en el lugar del incidente, siempre y cuando fuera posible.

Respecto a la asistencia a personas, si hubiese heridos, si el accidente fuera culpa de un tercero, sería el seguro de este quien cubriría la atención y el traslado de los heridos. No obstante, en caso de ser culpa del conductor del vehículo donde hay heridos, correría a cargo del seguro de este el traslado al centro sanitario.

Aquí la clave es hasta qué importe cubre este traslado, pues todo coste que pase del capital que cubre el seguro para el traslado, deberá ser abonado aparte.

Otro factor que se debería valorar es desde qué kilómetro el seguro presta la asistencia en carretera.

Hay seguros que prestan asistencia a partir de una distancia determinada del domicilio habitual. Esta distancia suele variar entre 15 y 30 kilómetros, según el seguro. No obstante, existen seguros que dan cobertura desde el kilómetro cero.

Por último, hemos de considerar, sobre todo si nuestro día a día depende de disponer de vehículo propio, que la reparación de una avería puede llevar días. En este caso, conviene conocer si la cobertura del seguro ofrece vehículo de sustitución.

Como en todo servicio, incrementar las coberturas en la póliza del seguro, incrementará la prima que se paga por el mismo.

No obstante, se debe tener en consideración que la reparación de un vehículo puede ser muy costosa, además de entrañar gastos indirectos adicionales como pueden ser tener que adquirir billetes de tren o de avión o alguna noche de alojamiento en un hotel.

En este sentido, desde Iris Global aconsejan tener en consideración la capacidad de poder afrontar estos gastos en caso de no contar con coberturas que cubran estos supuestos.